Principales beneficios de nuestro ajo negro AJOSANTO

Es uno de los antioxidantes más potentes que existen, ayudando entre otras cosas a retrasar la vejez.

Contribuye al funcionamiento de nuestro sistema inmunológico, aumentando nuestras defensas.

Es antibiótico, antiséptico, fungicida y bactericida.

Ayuda a eliminar el llamado colesterol malo, previniendo enfermedades cardiovasculares.

Es un sedante nervioso por su alto contenido en azufre y fosforo.

Mejora la actividad de la prostata y protege el hígado.

Regula el azucar en sangre y mejora los niveles de insulina en el plasma sanguineo.

Previene la hipertensión, es un antioxidante 2000 veces más efectivo que la vitamina E y equillibra la tensión arterial al eliminar el potasio contenido en el torrente sanguineo.

Ayuda a incrementar el nivel de serotonina en el cerebro, resultando muy útil en situaciones de estrés o depresión.

Es bueno para el asma y problemas respiratorios.

Aumenta la resistencia física.

Ayuda a la cicatrización de heridas y al fortalecimiento oseo.

Ayuda a mejorar el insomnio y el estreñimiento ya que agiliza el movimiento de los intestinos.

Limpia los riñones y es protector de las arterias, ya que contribuye a evitar su calcificación.

Volver